GaliforniaGalifornia/CaliforniaGalifornianos

Una Galiforniana en California

galifornianaTras su reciente viaje por la costa oeste de California, la pianista viguesa Noemí Salomón explica en este post las sorprendentes semejanzas que ha encontrado entre Galicia y California.

 

Hace años que quería visitar California. Había oído hablar de las muchas semejanzas con la costa Atlántica y si bien es cierto que tienen sus diferencias, sus parecidos son sorprendentes.

El pasado 26 de Abril volaba hacia el otro lado del mundo para descubrir ese lugar tan lejano pero tan parecido a nuestra querida Galicia.  El motivo de mi viaje no era otro más que descubrir cuál era el panorama musical del lugar y buscar alguna oportunidad para presentar mi nuevo y segundo disco allí. ¡Así ha resultado con éxito! Pero además de haber conseguido una gira completa por todo el país y confirmar mis sospechas en cuanto al mundo de la música, lo más asombroso ha sido que todos aquellos rumores sobre las similitudes entre nuestra costa atlántica y la costa oeste de EE.UU… eran ciertas. ¡Cuán parecidas son!

Cuando llegué a San Francisco, me aventuré a coger un catamarán y de repente me sentí de nuevo en Vigo, navegando hacia las Islas Cíes, aunque esta vez mi destino era la Isla de Alcatraz. Con su cárcel, fauna y flora exóticas bien podría ser San Simón. Pero ésta última a mayores con su grande y compleja historia (sus monjes, el Trovador Mendinho, los templarios y el pirata Francis Drake de la Edad Media; su batalla de Rande asaltando la flota de indias; sus presos políticos en la Guerra Civil Española…) aún supera a su gemela americana en protagonismo.

galiforniana

En lo que duraba el viaje de regreso a tierra, aproveché para contemplar el mar y acordarme de la costa atlántica mientras respiraba el aire fresco y la sal me picaba en la nariz. Quizá aquellas aguas ya me habrían conocido antes. ¿Quién sabe? Pero de pronto he creído tener un espejismo… ¿Era aquella estructura el Puente de Rande? No podía ser ya que tenía un color diferente… Era el Golden Gate. Parecía haber salido del mismo constructor.

Continué mi viaje todavía un poco confusa sin saber si estaba en Galicia o en San Francisco, cuando tomé tierra y vi que la ciudad tenía tantas cuestas… ¿Me habría perdido de verdad y estaba todavía en Vigo?

Decidí alejarme de allí e ir un poco hacia el interior para ver si habría más parecidos. Efectivamente cuando llegué al Parque Nacional de Yosemite, seguía ocurriendo lo mismo. Aquellos parajes no tenían nada que envidiarle a los parques de la costa atlántica con esos senderos de piedras por los que los Peregrinos hacen su Camino y desde los que puedes divisar espectaculares bosques que luchan con grandes rocas grises por ver quién tiene el protagonismo.

galiforniana

Abrumada, continué mi camino volviendo a la costa para ver si me daba un poco el aire y me encontré de pronto en una carretera con el mar a mi derecha y montaña en forma de acantilado a mi izquierda. ¿Es que de pronto había llegado a Baiona o a Malibú? Al igual que aquí, el mar chocaba contra las rocas fuertemente como si quisieran alcanzarte y los surfistas esperaban impacientes a la siguiente ola frente a playas muy parecidas a Patos, Saiáns o Canido, con sus casas a pié de playa.

Había llegado por fin a Los Ángeles, el final de mi camino, cuando de pronto me hallaba en Santa Mónica y vi un cartel que rezaba: ‘’End of the Trail’’ (‘’Fin del camino’’). ¿Es que quizá hubiese hecho una especie de peregrinación como en Santiago de Compostela? ¡Verdaderamente tenía esa sensación! Confirmados, allí quedaron entonces todos aquellos rumores que había oído hablar… no recuerdo a quién… ¿Sería que quizá el mar me acompañase hasta allí desde Cabo Home?

galiforniana

Noemí Salomón Saavedra es pianista clásico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *