GaliforniaGalifornianos

Galiforniano: Luis Boyano

Luis BoyanoNueva edición de Galifornianos, esta vez para recibir al mago e ilusionista Luis Boyano. Nacido hace 56 años en A Cañiza (Pontevedra), Luis es licenciado en Psicología por la Universidad de Santiago, pero el destino lo ha llevado a ejercer la carrera artística de mago y presentador. En 1997 creó la empresa “Soluciones Mágicas”, dedicada a la contratación artística y a la realización y diseño de eventos de magia dirigidos al mundo empresarial.

 

Aquí van nuestras preguntas y sus respuestas:

Dinos, Luis, ¿por qué, cuándo y cómo nació tu pasión por la magia y el ilusionismo?

Mi pasión por la magia nace a raíz de un proceso personal. Nací en La Cañiza, en una familia trabajadora, la ilusión y en lo que enfocaron su vida fue en darle a sus hijos la oportunidad de estudiar. Yo elegí psicología, en mi mundo de niño “ayudar a las personas” y así lo  hice. Primero en Santiago de Compostela y luego en Madrid. No sé si es relevante, pero me dicen que siempre tuve alma de payaso, palabra de abuela, de mi abuela Inocencia.

En primero de carrera, por las calles de Santiago ya “chispeaban” mis ojos ante la oferta teatral y cultural de esa mágica ciudad. Mi tiempo libre siempre al servicio del teatro, su atmosfera y  su esencia me llamaban más que las aulas a las que asistía y me formaba en un arte tan importante para la magia como los cursos que comencé a tomar de mimo y expresión corporal en un estudio de danza en el ensanche de Santiago.

Mi primer jornal no vino de analizar mentes, sino de transmitir sensaciones. Una oportunidad, la sustitución del que había sido mi maestro de mimo en la Plaza de la Quintana, rodeado de gente y sonrisas, fue más que cualquier sesión terapéutica, fue la respuesta y el espaldarazo para comenzar con lo que acabaría siendo mi forma de vida.

Más tarde, el traslado a Madrid; de la Universidad de Santiago de Compostela a la Universidad Complutense, de la plaza de la Quintana al Parque de El Retiro. De los cursos de  mimo a los cursos de magia, es entonces cuando nace mi pasión por el ilusionismo.

 

Tu magia va dirigida a la empresa. ¿Qué es la ‘magia corporativa’ y en qué se diferencia de la magia a secas?

La magia corporativa es un concepto que nace de aplicar la magia tradicional a la empresa. Dependiendo del objetivo del evento en cuestión, la magia se utiliza de una manera u otra.

Un acto con una finalidad lúdica, por ejemplo, en una cena de confraternización, se utiliza la magia como elemento de entretenimiento. La diferencia con una actuación de magia teatral es que los juegos y el guión son seleccionados dependiendo del sector y el perfil de los asistentes. Tengo juegos específicos para farmacéuticas, banca, seguros… para casi todos los sectores.

Una actuación en un evento con un corte más formativo combina lo anteriormente descrito, pero también bucea detrás de lo que no se ve, se trata de hacerle llegar al trabajador, que valores esconde mi profesión y trabajo y hacer un paralelismo con el suyo.

Y por último el maestro de ceremonias, figura indispensable en la presentación de un producto para clientes, o en la estrategia interna de la compañía. Mi función es dinamizar y mantener la atención durante un acto generalmente largo y con varios ponentes.La magia “a secas”, se convierte entonces en una herramienta indispensable para atrapar la atención y ayudar a la corporación a crear un acto organizado y dirigido en todo momento.

Para conseguir convertir la magia en magia corporativa es necesario conocer y estudiar la cultura de cada corporación, su producto, sus objetivos, sus trabajadores, la problemática y los éxitos, es necesario formar parte de esa familia durante el espectáculo.

 

¿Cuáles son desde tu experiencia los factores clave del éxito de un buen mago?

Para mí, el pilar del éxito está en la comunicación con el público y la habilidad en la selección del espectador que haces participe y subes al escenario. Tienes de crear una relación de confianza y empatía. En mi caso particular, el dominio del humor y el manejo de las situaciones hilarantes que surgen de la improvisación y el desarrollo del espectáculo es básico. Es muy importante conectar y crear vínculos con los espectadores desde el principio.

Y por supuesto la otra parte es el trabajo y esfuerzo que hay detrás de cada rutina mágica, guionizar y ejecutar el efecto mágico de una manera personal y única hace al personaje.  También me parece muy importante la elección del repertorio mágico, saber que juego es el adecuado, dependiendo del público, es básico para el éxito del espectáculo.

 

¿Realmente existe la magia, o son todo trucos?

La magia es una sensación, la magia surge cuando el espectador tira la toalla, deja la lógica a un lado y se deja llevar por la sensación que produce un efecto. Para que esto ocurra tiene que existir espectáculo alrededor del “truco”.

No me gusta hablar de trucos, para mí  son efectos a partir de artilugios o de la habilidad que utilizas para crear la magia. Cualquiera puede hacer un truco de magia con un poco de destreza, pero pocos pueden crear un acto de ilusionismo.

 

¿Alguna vez has sacado provecho de la magia o ilusionismo en la vida cotidiana?

Infinidad de veces y con muy buenos resultados. Tengo muchas anécdotas. En el aeropuerto de Rio de Janeiro me comentaron: ¡imposible el vuelo está lleno!, a la chica del mostrador le dije serio y con en un tono cómplice:

Soy mago y si no me consigues un asiento, hare desaparecer el avión. No solo tuve plaza, sino que todo el exceso de peso “mágico” que llevaba, me lo facturaron gratis.

Alguna que otra multa de tráfico desapareció gracias a un trato cordial y un juego de magia…ante los atónitos ojos de la pareja de agentes que nunca les había sucedido algo parecido.

 

¿Alguna vez te ha salido mal un truco en público y la gente se ha dado cuenta del secreto detrás de ese truco?

Sí, más de una vez. A veces por un fallo técnico del propio material que estas utilizando y otras por propio fallo mío, despiste, relajación o porque se te va la cabeza. ¿Pero sabes lo mejor?, que no pasa nada, los magos siempre tenemos un as en la manga y el error se corrige con un efecto más potente en el juego siguiente, que les hace olvidar el fallo anterior.

Aunque generalmente con habilidad y psicología, el público no se percata de que ha habido un desliz.

Como decía el gran maestro René Lavand : ” el público perdona un error, lo que no perdona es el aburrimiento.”

 

¿Cuándo estás dormido, sueñas también a veces con mazos de cartas, juegos de manos, trucos imposibles…?

Por supuesto, llevo ahora casi dos años con el ensayo de un juego que perfeccionarlo me llevara toda la vida. Es el juego de las bolas y los cubiletes que ya se realizaba en el antiguo Egipto, hace 4000 años.

Los primeros meses de ensayo me iba a la cama pensando en cada uno de los pases, de los movimientos reales, los ocultos…, hasta que te vence el sueño y éste hace su propia magia.

 

A finales del siglo XIX, los magos eran casi los ídolos más aclamados. ¿Cómo observas el momento actual del espectáculo de la magia?

Si, así era, aunque no creo que llegasen al fenómeno de lo que supuso años antes la “lisztmanía” con su música.

Hasta los años 40 sobre todo en USA, había grandes espectáculos de magia que movían toneladas de material. Con la aparición del cine y posteriormente la TV, la magia perdió fuerza y se relego a los espectáculos de variedades.

Quizá fuese David Copperfield quien vuelve a popularizar el fenómeno del ilusionismo y ahora está en un momento de auge y de nuevo en boca de todos.

En Madrid existen 5 salas permanentes y pequeños teatros específicos para poder asistir a shows de magia y hay más de 15 festivales en diferentes provincias con una media de 12 años de antigüedad.

Yo mismo coordino y dirijo el Festival Internacional de Magia en Torrrelodones con el que llevamos ya 7 años.

 

Vivimos en plena movilización de la mujer pidiendo igualdad en el empleo y los salarios. ¿Por qué apenas vemos magas? ¿Por qué las mujeres que se ven son siempre asistentes del mago?

Han existido y existen grandes magas, pero efectivamente, en general se ha relegado su papel a un segundo plano, aunque su faceta era y es indispensable para el desarrollo y éxito del efecto mágico.

En general la mujer durante siglos fue apartada del conocimiento y de la formación. Las que pudieron destacar eran encerradas en conventos. Buen ejemplo de ello es el caso de la reina Juana de Castilla…

Quizá la caza de “supuestas brujas” por el Santo Oficio, no ayudó mucho. La función de la mujer en la sociedad era un papel puramente doméstico y su educación en general y en concreto en las disciplinas artísticas no fueron potenciados, más bien eran coartadas.

A ésto podemos añadir la mala fama de la farándula, imaginaros para una mujer.

Es cierto que en muchos casos tenían un papel secundario, pero no menos que en otros campos como la pintura, la música y el arte en general.

Todo está cambiando para mejor en la igualdad de género, a este paso la paridad entre magos y magas será un hecho más pronto que tarde.

 

La tecnología digital está cada vez más presente en la sociedad. ¿Hay trucos nuevos de magia con tecnología 2.0?

La tecnología ya de por sí es mágica yo no quiero entender cómo funciona la radio, la televisión o una tablet. Solo sé la utilidad que tiene para mí y las ventajas que me proporcionan.

Éste es el motivo por el que no quiero utilizar nada “que suene a tecnología”, para mi pierde valor; el público pensará que detrás hay un dispositivo electrónico que te facilita el resultado final del efecto mágico. Creo que a mis 56 años soy más analógico que digital.

 

Como buen gallego, sabrás que Galicia posee fábulas y mitos tejidos de embrujo y magia. ¿Tú crees en las meigas? ¿Haberlas, haylas?

Pues no creo en ellas, pero sí creo en personas con embrujo y momentos mágicos.

 

¿Qué lugar mágico de Galicia recomendarías para ir de visita, y por qué?

Fisterra, porque desde allí se puede comprobar que no es el fin de la tierra, el mundo no termina en Galicia, siempre hay algo más que descubrir y el mar y la búsqueda de Ítaca nos invita a ello.

 

¿Tienes morriña?

Pues la verdad es que no demasiada, cada país y ciudad en el que viví fue siempre un reto y una aventura, lo veía como una oportunidad y no iba a estar “morriñeando” por lo que había dejado atrás, después de todo, yo lo había elegido.

Llevo 34 años fuera de Galicia y mi corazón está en el lugar que elegí para tener “o meu lar”, lo que no quiere decir que moitas veces ao caron da lareira o lume me leve a leer un poema en galego ou escoitar boa música da nosa terra.

 

¿Cuáles son tus planes profesionales a corto/largo plazo?

Llegar quiero llegar a mi público siempre, que esa magia de la comunicación me acompañe muchos años, que los éxitos vengan a partir de ahí, de la dedicación y la ilusión que pongo.

En estos momentos me siento satisfecho y orgullosos de los méritos alcanzados, y ahí seguiré, intentando crecer en mi vida profesional.

 

Y, para terminar, ¿a qué galiforniano te gustaría que invitásemos a esta sección de entrevistas y por qué?

Al dermatólogo gallego Eduardo López Bran, una gran persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *